top of page

Cifras provisorias muestran que en febrero regresaría el déficit a las cuentas públicas

Los resultados extraordinarios conseguidos por el Gobierno en enero difícilmente se puedan sostener en los meses subsiguientes, según lo que se desprende de las cuentas públicas de febrero. Incluso si el Congreso aprobara el paquete fiscal, que representará mayores ingresos de caja, el horizonte es poco alentador.


Según los números del sitio oficial Presupuesto Abierto, el mes pasado se habría producido un déficit financiero de la Administración Pública Nacional de $294.444 millones, lo que implicó una contracción de $1,5 billones respecto del superávit que se había conseguido en enero.


Si bien el número en sí mismo no es grande para lo que respecta a las finanzas del Estado, enciende una luz amarilla respecto del relato oficial sobre la solidez de las finanzas del sector público.


Para matizar la información: la APN no incluye todo el Sector Público Nacional y el dato de Presupuesto Abierto es sobre el gasto devengado, es decir, sobre las expensas que se autorizaron durante el período, aunque eso no implique que se hayan abonado. Eso figura en el renglón “base caja”.


Durante el primer bimestre subió la deuda de la Nación con las provincias en $101.000 millones, que se corresponde con transferencias devengadas pero no abonadas, según publica los datos del sitio.


En la comparación mensual y en base a Presupuesto Abierto, los ingresos se desplomaron en $745.000 millones, mientras que el gasto primario subió unos $962.000 millones, el resultado primario se deterioró  en $1,7 billones, a la vez que se pagaron menos intereses por $207.000 millones y el resultado financiero se deterioró en $1,5 billones.


Por su parte, los mercados financieros ponen la lupa en la evolución de las cuentas del sector público nacional. De momento los operadores parecen tener en claro que el superávit primerio y financiero obtenido en enero fue solo una excepción a fuerza de no pagar casi nada. Además, cabe destacar que enero per sé, es un mes que tiene baja ejecución estacional lo que habilita a solo apretar el grifo para evitar la fuga de fondos.


Sin embargo, aunque los datos más cortos de la APN empiezan a mostrar alguna tendencia que no iría en sintonía con las intenciones del gobierno para este 2024, entre los brókers se entiende que febrero en el base caja seguirá mostrando buenos números, amén de que en la comparación mensual no sean tan holgados. Fuente: Ámbito

5 visualizaciones0 comentarios

Kommentarer


Publicar: Blog2_Post
bottom of page