top of page

El Gobierno de Estados Unidos sale al rescate tras la quiebra de Silicon Valley Bank


El Silicon Valley Bank, con sede en California, anunció el miércoles pasado que iba a buscar una ampliación de capital para afrontar sus dificultades financieras, que le habían llevado a deshacerse de inversiones por valor de unos 21000 millones de dólares. El anuncio llevó a muchos clientes a retirar sus fondos, tras lo que los reguladores tuvieron que cerrar el banco el viernes por falta de liquidez, disponiendo asimismo medidas para garantizar la protección de todos sus depósitos asegurados. Posteriormente se hundió la cotización bursátil de la compañía, lo que a su vez afectó al sector bancario en general, tanto en Estados Unidos como en otros países. Con el objetivo de evitar un efecto contagio, la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal de los Estados Unidos anunció en Washington que pondrá a disposición fondos adicionales para las instituciones de depósitos elegibles, a la vez que garantizó el pago de los depósitos de los ahorristas del Silicon Valley Bank.

En el comunicado, la FED sostiene que dicha acción servirá para “reforzar la capacidad del sistema bancario para salvaguardar los depósitos y garantizar la provisión continua de dinero y crédito a la economía, con el objetivo de apoyar a las empresas y los hogares estadounidenses”


En tanto, Janet Yellen, secretaria del tesoro, Jerome Powell, presidente de la Junta de la Reserva Federal y Martin J. Gruenberg, presidente de la Compañía del Fondo de Seguros de Depósitos, dispusieron a través de una resolución conjunta que a partir del lunes 13 de marzo los depositantes tengan acceso a todo su dinero y que el contribuyente no asuma pérdidas asociadas con la resolución de Silicon Valley Bank.

En paralelo, aclararon que esta protección no correrá para los accionistas y algunos tenedores de duda no garantizados, además, confirmaron que la alta dirección fue removida y que cualquier pérdida del Fondo de Seguro de Depósitos para respaldar a los depositantes no asegurados se recuperará mediante una evaluación especial de los bancos, tal y como lo exige la ley.


A su vez, la FED recalcó que el financiamiento se encontrará disponible a través de la creación de un Programa de financiamiento a plazo bancario (BTFP), que también ofrecerá préstamos de hasta un año de duración a bancos, asociaciones de ahorro, uniones de crédito y otras instituciones de depósito elegibles. Fuente: Ámbito


12 visualizaciones0 comentarios

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page