top of page

Impuesto PAIS: ¿qué es y por qué las provincias quieren coparticiparlo?

En el marco de las negociaciones para la aprobación de la Ley Ómnibus, se dio a conocer la intención de los gobernadores que conforman la oposición dialoguista de exigirle al Gobierno Nacional la coparticipación de parte del Impuesto PAIS. Pero ¿De qué se trata este impuesto? El Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria o como sus siglas lo indican: PAIS, es un tributo de emergencia que grava en hasta un 30% diversas operaciones en moneda extranjera, incluidos gastos con tarjeta de débito y crédito en moneda extranjera y servicios turísticos en el exterior. Fue creado a fines de diciembre de 2019 y reglamentado a través del decreto 99/2019 y de la Resolución 4659 de AFIP, a pocos días de iniciado el mandato del expresidente Alberto Fernández en el marco de declaración de emergencia pública y su vigencia es de hasta 5 períodos fiscales a partir de la promulgación de la Ley, según establece la Ley 27.541 de solidaridad social y reactivación productiva. En números, el tributo grava con un 30% la compra de moneda extranjera. En caso de servicios digitales, como lo son las plataformas de streaming, la alícuota es del 8%. Mensajerías, servicios informáticos, seguros y algunos otros servicios pagan 25%. Para importar o exportar bienes y para las importaciones, los servicios de fletes y transportes adquiridos en el exterior contaban con una alícuota de 7,5%. A principios del mandato de Javier Milei, el Gobierno la elevó a 17,5%. Además, el actual Gobierno eximió del Impuesto PAIS a las mercaderías destinadas a la elaboración de bienes destinados a la exportación en zonas francas. A través de la normativa vigente se otorgan asignaciones específicas a lo recaudado por el tributo. Un 30% se utiliza para infraestructura económica, obras de vivienda social y fomento de turismo, mientras que el 70% se destina a financiar programas bajo la ejecución del PAMI y la Anses. La normativa vigente otorga asignaciones específicas a lo recaudado por el Impuesto PAIS. El 70% es destinado a financiar programas bajo la ejecución de la Anses y el PAMI y el 30% restante se utiliza para obras de vivienda social, infraestructura económica y fomento del turismo.  Año a año desde su implementación, el Impuesto PAIS creció en importancia sobre la recaudación total del Estado. El año pasado, el tributo creció un 202,9% real respecto de 2022, lo que lo llevó de representar un 0,4% del PBI a implicar un 0,8%. En 2023 en el marco de las elecciones, el ministro de Economía, Sergio Massa modificó Ganancias, un impuesto que se coparticipa en un 30%, eximiendo a una cantidad importante de trabajadores del pago del tributo. El entonces titular del Palacio de Hacienda y candidato presidencial de Unión por la Patria, propuso una adenda a la ley del Presupuesto 2024 para que el Impuesto PAIS y el impuesto al cheque sean coparticipables y así compensar el impacto negativo en las cuentas provinciales a partir de este nuevo mecanismo. No obstante, el actual Gobierno optó por desestimar el proyecto de ley de Presupuesto 2024, limitando además las transferencias discrecionales a las provincias y acotando al mínimo la obra pública, lo que tensó la relación con los gobernadores y puso sobre la mesa la discusión por el aumento de la coparticipación. La semana pasada la difusión de presuntos dichos del presidente respecto de que fundiría a las provincias en caso de que no se aprobase la Ley  generó repudio por parte de los mandatarios provinciales y tensó aún más las negociaciones.

En las últimas horas, se conoció que el ministro del Interior, Guillermo Francos, junto a los gobernadores de Juntos por el Cambio negociaron la coparticipación del 30% del Impuesto PAIS. Fuente: CORTA



6 visualizaciones0 comentarios
Publicar: Blog2_Post
bottom of page