top of page

Seis claves del nuevo Impuesto a las Ganancias

El Gobierno promulgó la Ley Bases y el paquete fiscal, esta última medida restituye el cobro del Impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría, es decir para los trabajadores en relación de dependencia.


La restitución del impuesto alcanza a entre 800 mil y un millón de argentinos, que volverán a pagar el impuesto. La medida implicará un aporte al Estado nacional y a las provincias equivalente al 0,43% del PBI, según informó la Oficina de Presupuesto del Congreso. Se esperan impugnaciones judiciales contra la medida por parte de los sindicatos.


Si bien el paquete fiscal fue promulgado a partir del Decreto 593/2024, publicado el día lunes en el Boletín Oficial, la Agencia Federal de Ingresos Públicos deberá reglamentar e instrumentar los cambios. En ese sentido, todavía no está confirmado si las modificaciones impactarán en los sueldos de julio, que se cobrarán en agosto. Lo que sí se sabe es que no será retroactivo.


Una vez que la normativa sea reglamentada, volverán a pagar Ganancias los trabajadores que perciban sueldos brutos superiores a los $1.800.000. Sobre ese piso además, se aplican deducciones personales, que se calculan de forma anual. Con la reforma, el monto por cónyuge pasa a $2,9 millones y el de cada hijo a $1,47 millones. Gracias a este beneficio, para quienes estén casados y tengan dos hijos el mínimo no imponible subirá a $2.340.000. 


En el caso de los jubilados y pensionados, el monto mínimo para pagar Ganancias se mantiene respecto de la normativa anterior en 8 haberes mínimos.


Las escalas van desde el 5% hasta el 35% de la diferencia entre el salario neto y el piso de $1.800.000. Así, un trabajador soltero que gane el mínimo pagará un poco más de $4 mil, mientras que un soltero con salario bruto de $5,5 millones abonará unos $940 mil. Para un casado con 2 hijos con ese mismo ingreso, la retención mensual será de $770 mil.


Con la nueva normativa se elimina el piso diferencial que estaba establecido para la Patagonia y subía el mínimo a un 22% y se eliminan también varias de las exenciones que regían anteriormente, como las que producían aumentos salariales por aguinaldo, horas extras, bonificaciones, bonos, viáticos y material didáctico para docentes. Fuente: CORTA



16 visualizaciones0 comentarios

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page